Gus St. Clair, AKA “GUSLIV”, es muy joven y se presenta como nuevo talento con “White Satin”, un videoclip dirigido y producido por él, con el que ha conseguido sorprender por su cuidada estética, poética y evocativa.

Inquieto, curioso e instintivo, a GUSLIV le gusta experimentar. Amante de la música indie, se fijó en Hagrid Void, un artista emergente al que propuso esta historia, en la que explora ideas y conceptos sobre el amor platónico. De esta colaboración ha nacido “White Satin”.

"WHITE SATIN"

HAGRID VOID